blog, boda, Decoración, Uncategorized, wedding

La clave del éxito en una boda, la coordinación.

El servicio de coordinación cada vez es mas demandado por las parejas. Lo normal a la hora de realizar un evento, cualquier evento,  y tenga éxito es que se cumplan los horarios establecidos,. Haya conexión directa con todos los proveedores . Y exista, por decirlo de una manera bonita, un maestro de ceremonias que coordine todo eso junto con otra persona. 
Imaginad por un momento dos grupos de amigos distintos intentando dar una sorpresa en pleno banquete mientras en cocina no saben nada. Se ven obligados a parar para que se pongan de acuerdo y bailen, canten o hagan suelta de palomas. La comida ya no sale en óptimas condiciones por causas ajenas a su voluntad. Obviamente la culpa es de la cocina ¡Error! la culpa es única y exclusivamente de la organización. Un total falta de comunicación.
Son errores que repercuten directamente en la imagen de la finca o restaurante. Por eso me sorprende muchas veces cuando te dicen desde una finca o restaurante ” Es que no nos gustan las Wedding Planner” (verídico) ¿Por qué? Si resulta que no tienes a alguien de eventos con la suficiente capacidad de ser el cómplice de los novios, familiares y amigos y acaban haciendo literalmente lo que les sale de las narices. Vamos a ser sinceros, muy poca gente (yo digo que nadie) va a ir a la finca tal a hablar con el que lleva los eventos para contarle que va hacer un espectáculo de piruetas del circo del sol para los novios entre el pescado y la carne . Que  les preocupa muchísimo que por culpa de su espectáculo la cocina pueda tener un retraso nefasto la calidad del plato. Repito, nadie.
Nadie le va a contar al del hotel que tienen una traca de petardos que pondría en órbita a la mismísima Valencia. Sabiendo que a los novios les han obligado a firmar un documento donde se les dice expresamente que tienen prohibido usar pirotecnia y que se les multará si lo incumplen (lo juro, verídico) . Pues no…los invitados simplemente lo hacen.
Nadie se ha puesto en contacto con ellos para decirles que en la puerta de esa iglesia no se puede tirar arroz. Nadie puede evitar disimuladamente que salgan a fumar en determinado momento de la cena porque los novios van a dar una sorpresa y no quieren que nadie se lo pierda. No hay nadie que les recuerde que en el cóctel hay un precioso rincón de firmas que los novios han puesto con todo el amor del mundo y nadie les anima a que vayan a firmar.
A lo que vamos, que me sorprende muchísimo cuando parejas que se curran muchísimo la preparación de la boda. Le ponen una ilusión tremenda y resulta que el día b lo dejan a la suerte de que el señor del restaurante ese día lo tenga torcido y se le olvide por completo sacarte la recena que tenías contratada (super verídico) . O que no te pongan la música en ese preciso momento que tu habías pedido porque está hablando con su compañera, y que aunque parezca una tontería…es “EL MOMENTO” (ultra verídico) . Se han cargado de un plumazo la magia del momento.
"No se trata de contratar a alguien para que te prepare una gymkana el día de tu boda. 
Sino de que se contrate a alguien que gestione horarios, proveedores. Que facilite la 
comunicación entre todos"

Fotografía Julen

Marieta y Luis

Y no me vale aquello de “la persona que trabaja en la finca se ocupa de todo” . O “mi hermana es muy apañada” . Sí, claro, se ocupa de todo lo que involucre a su lugar de trabajo, de puertas afuera estas solo. En serio te estás engañando muy fuerte si crees que la persona que trabaja en la finca va a salir a buscar a los que llevan 45 minutos dando vueltas porque el GPS no está actualizado y no son capaces de encontrar el sitio
A ver, no confundamos términos,  que con esto no quiero decir que no hagan bien su trabajo, ¡¡Ni mucho menos!! que haríamos sin ellos. Me he encontrado en su mayoría con gente maravillosa y super colaboradores. Pero son comerciales de su puesto de trabajo, y no se van a ocupar de cosas ajenas a ello porque no es su trabajo, simple.
También he dado con algún jeta (un hombre para ser exacto) que se sintió amenazado por nuestra presencia e intentó boicotear la boda, sí, a los novios, a los que han pagado, por adelantado, una pasta gansa. En concreto es el gestor de eventos de un sitio del que si mañana me contratan para una boda no iría, por ningún dinero.
Y también con la oportunista de turno que “casualmente” cita a unos novios mientras nosotros hacemos nuestro trabajo y ella disimuladamente lo hacen pasar por suyo para contratar con ellos la boda. No sin antes haciendo fotos sin parar para poder copiarlo perfectamente para ofrecer su versión chunga a los novios.
Contrata siempre a una persona con la que tengas conexión directa desde el minuto uno, que se ocupe de tu boda y no de las cuatro que tienen ese fin de semana en la finca. Es un poco lamentable que a día de hoy sigan existiendo “factorías de bodas” donde eres un número en un salón. Pero al fin y al cabo siguen existiendo y hay que amoldarse.
Lo dicho, si de verdad quieres sorprender a tus invitados no hace falta que montes cien mil cosas, rincones, vídeos y coreografías…hace falta que lo que hagas, poco o mucho,  lo hagas bien.
Es un día para disfrutar, deja que seamos nosotros los que “suframos” por horarios. Por esas flores que no llegan o lidiemos con ese señor tan desagradable que lleva los eventos.

Déjanos ser tus manos y tu pies, tus ojos. Tú ocúpate única y exclusivamente de disfrutar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.