2018, 2019, actualidad, fotografía, Home, invierno, Jenn con Jenn, Love, noviembre, otoño, Uncategorized, wedding blogger, wedding planner, Winter

Jenn con Jenn, VOL I «Mi Rural Life»

Hola,
Hace unas semanas por Instagram os pedí que me echaseis una mano con el nombre de esta sección. Jenn con Jenn, algo así como «ten con ten» me lo dio una compi y me encantó 😉 ¡Gracias Blanca!
Me encantaría que gracias a estos post podáis conocerme algo mejor. Sigo a blogs desde hace años y a veces tengo esa sensación de «frialdad» frente a ellos. En plan «Hola, muy bien pero no se quién escribe». Y no pido una fotocopia del DNI. Pero…algo ¿No?
Empiezo a desviarme del tema. Madre mía, no tengo remedio.
Que de corazón hago esto porque me apetece que sepáis algo de la persona que hay detrás de este blog.
La cosa es que no me apetece ni un pelo abrirme otro blog para contaros milongas varias y en este pues no puedo expresarme a veces como me gustaría. No por nada, sino que para lxs que me conocéis de verdad sabéis que mimo mucho el contenido que subo y cuido mucho Bodeando Wedding Studio.  Así que pensé en hacer una sección no sé todavía si quincenal o mensual, en el que os cuente mis historias. Lo he titulado así, Jenn con Jenn. Lo hago por desahogo puro no creáis, pero también porque hay un montón de cosas que no están relacionadas con las bodas y me encantaría contaros.
Cuando en Stories pongo las preguntas dichosas, puedo prometeros que el 80%. Bueno soy terrible con los porcentajes. Pero vamos es un dicho para que me entendáis. Cada 2 o 3 preguntas, 1 es algo personal. A ver, que la primera cotilla que hay aquí soy yo, pero que me sorprende. Me sorprende mucho. Mas que nada porque mi vida es de lo mas normal, y un tanto aburridilla diría yo. Una «Rural Life» como una casa de grande. Vivo en un pueblo, pero no en «el concepto pueblo» que tenéis en vuestras cabezas. No es ese de finde rural, de chimenea y gallinitas. No, la vida en el pueblo es idílica, ojo que no me quejo. Pero limita y te agoniza un poco a medida que se mete el invierno.
Así que cuando me preguntaís por mi vida me parto un poco de la risa. Mi vida se limita a trabajar. Y en invierno a buscar mas trabajo. Trabajo en casa una vez que se ha terminado la temporada de bodas. Ir a yoga un par de veces por semana, compras (online siempre, aquí el Zara mas cercano está a hora y media de mi casa en coche tetes), cañas con amigos de vez en cuando y yaaaaa. Vamos, lo que hacéis en una ciudad pero sin 3 horas de atasco diarios y 45 minutos para aparcar. Aquí no hay centro comercial, por lo que comprarse unas Hunter y un buen paraguas está mas que justificado. ¡Toma!
Una de las cosas que mola del pueblo es que los repartidores te conocen, no sabéis bien la satisfacción de salir de casa, que te llamen y te digan «Jenn vete tranquila, que si no estas en casa se lo dejo a tu madre o a la chica de la panadería» .Ole ahí.
Cosas que solo pasan en el pueblo. Otra es que no hay colas, no hay prisas, no hay estrés. De hecho me hace mucha gracia cuando vas al banco, tienes a dos personas delante y alguien entra y se echa las manos a la cabeza «Madre mía, ¿Lo regalan?» . Tres personas, repito. Tiene tres personas delante. Son 15 o 20 minutos de su vida y ya. No estamos a acostumbrados a esperar tanto. Me río y pienso, pobre señor que mal lo iba a pasar en una ciudad.
Pero también hay cosas malas, no todo es tan bonito como salir al campo a por tus propias judías verdes, o que no respiremos humo. Las oportunidades son muy escasas. Aquí también tenemos que ver como nuestros hermanos y amigos se tienen que marchar fuera a buscar trabajo. Como para hacer un simple curso o un papel un poco mas importante hay que hacerse unos cuantos de kilómetros. Como de olvidados estamos que ni siquiera tenemos un tren en condiciones que nos comunique entre provincias, buenooooo y ya no te digo fuera de ellas. Lamentable como poco. De las aventuras con el tren podría hacer 1600 post jajaja por lo menos. Para el/la que no sepa de que va el tema, buscad mismamente en Twitter #milanabonita
Y para terminar, la vida del pueblo es tan digna y maravillosa como la de una ciudad. Lo peor es creerse superior por vivir en uno u otro sitio. Nací en Madrid, durante años viví en una ciudad, en un piso. Por circunstancias de la vida acabé aquí. En mi pueblo, en mi casa, en mi verdadero hogar. Una vez escuché que «Uno es de donde paga la basura» y qué cierto era. Soy Madrileña, pero también soy, y lo digo bien alto, orgullosamente Extremeña. Y mi vida aquí no la cambio por ningun centro comercial, por ningún bloque de pisos y por ninguna zona azul.
¿Oportunidades laborales? Bueno, me río por no llorar. Este tema me lo reservo. Como ya os he dicho alguna vez, y por si no lo sabéis, yo me dedico a las bodas y al campo. Sí, y lo repito de nuevo, orgullosamente Extremeña, con sus mas y sus menos. Siempre bromeo con que yo en mi otra vida nací en Manhattan o algo, porque este «exceso de glamour» que tengo yo a veces rechina en mi «Rural Life» pero que oye, que al final es compatible. Un día estoy haciendo una prueba de menú con unos novios en un restaurante muy guay, otro una cata de vino y otro estoy ayudando a mi marido a recoger los kiwis o las judías verdes. Así no te aburres, os lo digo yo.
Si hay algo que he tenido claro en mi vida es que hay que valer para todo, y que los anillos no se deben caer nunca. Mas que nada porque la vida da muchas vueltas, y a veces las dan hasta de campana.
Espero que le deis mucho amor a este post. O no, que igual no os gusta.  Ojalá que la acogida sea buena y que repitamos de vez en cuando. Había pensado en hacer un 50 cosas sobre mí. Pero en dos tantas para no aburrir. ¿Qué os parece? A mí me encantaría hacerlo, prometido.
Mil gracias por aguantar mis milongas, a veces se me va la olla seriamente pero para bien. Tengo arrugas de sonreír. Jajaja un poco Juan Palomo también soy, lo reconozco.

 

 

Related Posts

4 thoughts on “Jenn con Jenn, VOL I «Mi Rural Life»

  1. Conchita dice:

    Me encantas!!!! Y con lo de la vida en el campo te comprendo perfectamente, estamos igual, que sería de nuestras vidas sin esas «excursiones» casi para cualquier cosa jajajaja. Y por supuesto que quiero esas 50 cosas sobre ti, en dos tandas o del tirón jajajaja. Un besazo enorme preciosa!!! Y mi cariño ya lo tienes hagas lo que hagas y lo sabes!! Jajaja 😉

    1. Jenn dice:

      Ay mi Conchita!! que ganas tengo de tomarnos unas cañas y hablar de estas cosas jajajja!! un abrazo, mil gracias por tu apoyo siempre.

  2. Angelica /Ica dice:

    De extremeña a extremeña…. no te imaginas lo identificada que me siento contigo… Yo siempre he dicho ir soy una enrredilla profesional, desde forrarme los armarios, coser todo lo que se me antoja o hacerme un huerto y encima sacar tiempo de donde no hay para hacer mis tocados y llevar la tienda….
    Es la primera vez que escribo en un blog así que muy mal no lo has hecho por que me has animado a ello. Seguiré tus aventuras y desventuras o lo que quieras contar

    1. Jenn dice:

      Muchas gracias, jo que emoción que os guste de verdad. Tenía miedo, de hecho, el post llevaba escrito demasiado tiempo. Prometo seguir, de nuevo mil gracias bonita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.