2018, 2019, asesoramiento, besos, blogger, boda real, bridal, consejos, disfruta, estilo, eventos, Flores, inspiracion, Uncategorized

10 mandamientos para tener una boda 10

Los 10 mandamientos, que no son todos los que son, pero que importantes son y mucho.
La búsqueda de la boda perfecta crea ansiedad y agonía a partes iguales. Y es que nos estamos centrando tanto en lo material que estamos dejando el tema que de verdad importa en un segundo plano. Bien lo dice mi amiga B “esto de las bodas se está desvirtuando un poco” . Un poco no, un mucho.
Y es que, de veras que yo soy defensora del “cuquismo”, pero que hay cosas que se van de madre. Y nos olvidamos de lo mejor, querernos a tope. Deshinibirnos y gritar de felicidad, llorar a moco tendido (o no) y bailar hasta que se haga de día…eso es una boda señores, eso, que no se nos olvide. Algún día os contaré lo que me llevé de recuerdo enganchado al vestido de novia al irme a dormir.
Sin mas dilaciones. Lo que vamos a ver son 10 mandamientos para tener una boda 10 y no morir en el intento. Iba a poner los enlaces a los podcast de mi programa de radio, si, el mismo que me ha tendido todo el verano flipando en colores de la emoción. Pero he pensado en ir desgranándolos poco a poco. ¿Os parece?
1_ Organízate y contrata a un Wedding Planner.
Tu boda es tuya, a tu estilo y a tu aire. Pero ni este ni ninguno es es motivo suficiente para que te lleve al estrés o a tener ganas de terminar con los preparativos porque te están trayendo de cabeza. Sabemos que eres super creativa. Que has ido a muchas bodas de tus amigas. Que tienes muchas ganas de hacerte los detalles de tu boda tu misma. Genial, pues mira si te parece bien, el día de la boda para que todo salga como tu quieres pues conduces el autobús, cocinas tus mejores platos, los sirves y ya de paso también pones la música. Así nadie te quita de ser (según tu cabeza) la novia del año. “Parfavar”
Ahora en serio. Delega, disfruta y relájate. Vive los días antes como una fiesta. No como una tortura de últimos retoques, mudanza de trastos de un lado a otro y, esta es mi favorita, compras sin cabeza in extremis.
Y lo que resulta aún peor, dejar todo eso en manos de gente que se ofrece a “ayudar” y que no va a saber colocarlo como tu deseabas. Frustrante como poco.
2_ Ser realistas en todo momento:
Si, sabemos que tienes guardado en Pinterest las bodas mas geniales, bohemias y bonitas del panorama. Pero sé realista con tu bolsillo nena ¿Eres consciente del dinero que cuesta un cielo de bombillas? ¿Sabes cual es el presupuesto de esas columnas interminables de gardenias y peonias?
El vestido de tus sueños que tienes guardado en el móvil lo mas probable es que ronde las 5 cifras. Y no, no eres Carrie ni su ajetreada vida social por lo que, solo por llamar la atención te vas a gastar pongamos, unos 600/ 800 euros en unos Louboutin y vas a acabar en el mejor de los casos poniéndoles unos cubre tacones (odiosos cubre tacones) de plástico para no reventarlos en el campo. Créeme, no es una buena idea.
Optimiza el presupuesto, déjate asesorar. No pidas imposibles a tu Wedding Planner y a los floristas. Si tienes un presupuesto pequeño asúmelo lo antes posible. Y por favor, aléjate (tu y tus primas las creativas) de Amazon, bazares chinos…cuanto antes.
3_ Confía en la intuición y experiencia de tus proveedores ( y en la de tu Wedding Planner)
A menudo escucho cosas como “no quiero contratar carpa y me caso un 15 de mayo en una finca al aire libre”. ¡Ostras! se me ponen hasta los pelos de punta. Y cuando hablo de carpa es una beduina y por supuesto decorada, el resto (transparentes, blancas…) pues mira mejor que no, te entras al saloncito y listo. Cuando la finca te ofrece una alternativa bajo techo bien, pero ¿Y si no es el caso? Nos hemos encontrado situaciones en los que aunque había alternativa techada no había aforo para los invitados. Si se pone a llover o hace un viento terrible y hay plan b bien. ¿Y si no? Objetivamente, si no quieres gastarte dinero en ese tipo de extras, cambia la fecha (aunque esto no está garantizado) y/o amóldate a un sitio con plan B techado y en condiciones.
Si la florista te dice que esas flores no te van a aguantar perfectas a las 18:00 de la tarde bajo los 40º de la dehesa Extremeña, déjate asesorar. Si es un profesional de verdad no querrá ver un mal trabajo suyo por ahí. No te lo dice por fastidiarte.
Haz caso a tu fotógrafo , si el sol te va a dar de cara en la ceremonia te van a quedar unas fotos horribles, cambiad la orientación del espacio. No es puro capricho suyo, es por tu bien. Ten en cuenta esto para que todo sea perfecto.

Pinterest

4_ Un buen catering:
No escatimes en un buen servicio, la comida es muy importante pero ojo,  no lo es todo. Conozco muchísimos sitios donde se come estupendamente y el servicio o las instalaciones (o todo a la vez) dejan mucho que desear. De poco me sirve que te comas un solomillo delicioso si los baños están hechos un desastre, los camareros no hacen bien su trabajo. Todo eso crea un cúmulo de situaciones desagradables de los que tus invitados están al tanto. Vas a pagar una buena cantidad de dinero, exige calidad y un buen servicio.
Déjalo todo bien atado por contrato para no llevarte sorpresas de última hora. Estamos muy acostumbrados a gestionar este tipo de situaciones, cosas que a vosotros se os pasan por alto por completo. Ay si yo os contara.
5_ Ante la duda, flores:
No tienes claro si tu boda va ser mas hippie que bohemia, rústica, campestre, pop, os gusta el rojo, los tonos pastel o todo a la vez. Que si las cajas de madera están muy vistas, que si las cestas pasadas de moda, que si me creo original por poner palets pintados de blanco Ja!.
Pon flores, punto, flores a tope y a crear ambientaciones mágicas. Las flores son el 50% (yo diría que más) de una decoración, ademas es la única forma de ser original del todo. Porque en esto de las bodas amigas, aunque no os lo creáis, está todo inventado.
6_ Estilista, claro que sí:
No tienes muy claro qué tipo de vestido escoger y quieres estar perfecta. No sabes bien si los complementos van bien o no con ese vestido. Contrata a un estilista, o escoge siempre un establecimiento o Atelier donde sepan de verdad asesorarte. No significa para nada que lo necesites porque no tienes estilo o no sabes escoger. El estilista va a potenciar lo mejor de ti y siempre te va a aportar una visión completamente sincera. Cosa difícil cuando se trata de amigas o familiares.
7_ Invita de corazón:
No quieres invitar a las vecinas de tu madre, sencillo, no las invites. Ya pasó el tiempo de las bodas recaudatorias. Donde se invitaba a todo el mundo por sacar una “tajada” económica. Invita de corazón. Las personas a las que se invita por compromiso al final no traen mas que problemas. Porque no tienes conexión directa con ellas y en tema de alergías, preferencias…seamos  sinceras, ni te has preocupado, están desconectadas de vosotros. Al, ojo inevitablemente, “olvidarnos” de ellos siempre van a sentirse fuera de onda. Además quedáos tranquilos, van a protestar tanto las invitas como si no. Que se ahorren el “sofocón” de estar con vosotros.

Cristian Trujillo, fotografía.

8_ Prioriza, con cabeza please.
¿De verdad que te vas a gastar todo ese dinero en una mesa de chucherías? (es un ejemplo, que nadie se me ofenda) los recuerdos mas bonitos de una boda nunca los he visto alrededor de una mesa con chuches, otra cosa es crear una mesa de postres con dulces elaborados, con estilo. A menudo nos pasa que alucinamos por completo, no te cogen el servicio de coordinación y sin embargo se gastan cantidades elevadísimas en chuches, alcohol, globos (¡bueno bueno lo de los globos! me da para 50 post)…
¿Quieres sorprender a tus invitados de verdad? Música en directo, recuerdos útiles y personalizados, una organización impecable donde tus invitados sientan que todo se ha hecho por y para ellos.
¿Chuches? hombre, si me pones un buen jamón en la recena voy de mil amores.
9_ Disfrutad del proceso
Los preparativos son duros, todo el mundo quiere que su boda sea perfecta y maravillosa. Todo requiere un esfuerzo económico, unos compromisos… Y eso puede hacer mella en la pareja si al final es uno de los dos el que siempre tira del carro. Tomad decisiones y contratad a alguien. El dinero se recupera, los sofocones os dejan hechos polvo y decimos cosas de las que nos arrepentiremos con el tiempo. Sabe mas el diablo por viejo.

Otaduy

10_ Casate como quieras
Quieres casarte en vaqueros, con una pamela o de negro. Hazlo, es tu boda. Aplícalo a absolutamente todos los aspectos de vuestro día. Decora como quieras. Pon la canción que quieras para entrar. Comed lo que os apetezca . Tiraos a la piscina si es lo que en ese momento os sale.
Si eres una persona “no convencional” y el día de tu boda finges un comportamiento, la gente lo va a notar y se irán con la sensación de que no estabas disfrutado, de que no eras tú. Al contrario también te digo: no fuerces la máquina, si eres tímido lo eres y punto. No te sobre expongas. Y sobre todo, sed vosotros mismos, se lleve o no se lleve. Ay que lata con esta frasecica.
Y el mas importante de todos. Sed muy felices, siempre, con boda o sin boda. Se lleve o no. Las modas pasan, el estilo prevalece. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.